Dirección: Agua Santa N° 777 Viña del Mar

consultas al 32-277 5612

Se encuentra abierto de Lunes a Domingo de 9:00 a 20:00 hrs.

Misas

Misas Domingo de Marzo a Diciembre

11:00 y 19:30 horas
en Sala Centenario

Misas Domingo de Enero y Febrero

11:00 horas en Sala Centenario

Misas de Familia todos los 18 a las 19.30 hrs. En Sala Centenario

 

El Santuario Cenáculo de Fundación (Agua Santa) se bendijo el 16 de Noviembre de 1969.
En el muro sur del Santuario Cenáculo de Fundación se encuentra expuesta el Acta Original de Fundación del Movimiento Apostólico de Schoenstatt en Chile.
Ha cobijando a la familia que el Padre congregó en torno a la Mater y que Ella con tantas gracias y con tanta fecundidad ha bendecido.
Desde el comienzo de nuestra historia, estuvo muy vivo el anhelo por el Santuario, primero, a través de la vinculación espiritual al Santuario Original y el ofrecimiento de abundante Capital de Gracias, luego a través de la jaculatoria en que pedían: “Mater”, envíanos auxilio desde tu Santuario y muéstranos el lugar”.
Muy pronto Ella señaló Bellavista y entonces comenzó el aporte, tanto espiritual como material, para la conquista del Santuario Nacional, al que se vincularon asiduamente, sellando en él su Alianza de Amor las primeras generaciones y simbolizando en un saquito de arena las contribuciones al Capital de Gracias, enterradas junto al Santuario de Bellavista cuando el Padre lo bendijo en el año 1949.

En 1966 los padres buscaban un lugar donde establecerse en la zona de Valparaíso para asesorar más directamente a la familia, entonces Ella señaló el lugar de Agua Santa, en Viña del Mar.

En 1968 ya se construía el Santuario y se esperaba que el Padre viniera el año 1969 a bendecirlo. El 15 de Septiembre de 1968 el Padre partió al Schoenstatt eterno y al año siguiente, para su cumpleaños, se bendijo el Santuario bajo su mirada paternal, desde el cielo y para siempre.

Una vez terminado el Santuario fue necesario asegurar sus cimientos y es así como la Providencia dispuso que el lugar de encuentro con el Padre estuviera siempre como Fundamento del Santuario.

Allí se encuentran varias reliquias que usó nuestro Padre Fundador cuando estuvo en Valparaíso. También se encuentra la imagen original de la Mater que el Padre Kentenich coronó junto a las Señoras Fundadoras en el año 1948.

En 1971, el 31 de Mayo, la Familia coronó a la Mater como Reina de la Luz Divina, implorándole que convirtiera más y más nuestro Santuario en un Cenáculo.

El 8 de Julio de 1981, tras un largo camino de discernimiento, la Familia descubrió el don y misión de su Ideal: "Cenáculo de Fundación".

En 1985, año del centenario del Padre, la Familia le ofreció como regalo la Sala Centenario junto al Santuario.

En 1994, la Familia celebró el año jubilar de los 25 años del Santuario. Se preparó intensamente durante todo ese año, esforzándose por dar un nuevo impulso a la misión de este Santuario para la Iglesia, adecuando su entorno y abriendo las puertas para dar acogida al creciente número de peregrinos y nuevos miembros de la Familia.

El inicio de ese año jubilar estuvo marcado por la visita del Espíritu Santo que se colocó en Bellavista; surgió entonces en la Rama de Señoras el anhelo de conquistar el símbolo para la puerta de éste y regalarlo a la Familia, siendo colocado durante la celebración del aniversario de los 25 años del Santuario el 16 de noviembre de 1994.

Al costado del Santuario descansan los restos del Padre Adolfo Baldauff, Sacerdote Pallotino, quien fue congregante y compañero de curso de José Engling. En el año 1934, mientras hacía de acólito en una Misa de envío que el Padre celebraba en Schoenstatt para las hermanas que partían a Sudáfrica, ofreció en silencio a la Virgen llevar Hermanas Marianas donde quiera que a él le tocara ir a trabajar como misionero pallotino.

La Divina Providencia dispuso entonces: Acción Católica, Temuco, Chile. Allí tomó contacto con Monseñor Alfredo Silva Santiago. Al año siguiente, en 1935, se recibe en Schoenstatt una carta del Padre Baldauff a nombre del Obispado de Temuco, pidiendo Hermanas Marianas para Chile.

Es así como desembarcaron en Valparaíso, el día 26 de Abril de 1936, rumbo a Temuco, las primeras seis Hermanas Marianas, entre ellas la Hermana Marlies, que tanto amó esta historia tejida con lazos de amor entre el Padre y los hijos en el corazón maternal de María.
Debemos dar gracias por su vida y por la de aquellos Padres Pallotinos que acogieron en su corazón el amor a Schoenstatt que el Padre les trasmitió.

Recordemos también al padre José Kôgler, firmante del Acta de Fundación, como superior de los Padres Pallotinos en Santiago a esa fecha, así como también al padre Clemente Klepper, asesor de un grupo de juventud femenina, que se reunían en la Parroquia de San Luis. A través de ellos, la señorita Benedicta Daiber recibió la espiritualidad de Schoenstatt por intermedio de documentos que los padres le pasaban para que ella los tradujera.

El año 2009 celebramos los 40 años de la bendición del Santuario, el año anterior coronamos a nuestra Mater como “Reina del Cenáculo de Fundación”
El Santuario Cenáculo de Fundación ha dado frutos y prueba de ello es la vida de Schoenstatt que fue surgiendo en Reñaca, hasta que con mucho capital de gracias, se bendijo el 04 de noviembre de 2006, en Los Pinos, el nuevo Santuario para la Madre Tres Veces Admirable.

La mirada que comienza en torno a la década del cuarenta, y que es anterior a la consagración del Santuario el 16 de Noviembre de 1969, no es hoy una vuelta estéril al pasado ya hecho, sino el anhelo de proyectarse creadoramente, desde las raíces, fielmente vinculados a los lugares y a las personas concretas que hicieron vida ayer los ideales de Schoenstatt en Chile, en el corazón de nuestra Iglesia, para que ésta sea alma de un mundo nuevo, aportando el carisma de nuestro Fundador y su gran legado profético: la Alianza de Amor con María en el Santuario, la fuente santa de gracias que, abierta a la Familia de Schoenstatt en Chile, la iglesia en nuestra patria y al mundo, nos congrega hoy como Cenáculo de Fundación en esta diócesis de Valparaíso.

Los lugares que visitaremos, están marcados por el paso de nuestro Padre Fundador por esta tierra, y por las huellas que él dejó en los corazones de tantos que respondieron al llamado de la Divina Providencia, permitiendo que aquí, en Valparaíso, la Mater hiciera germinar la semilla de Schoenstatt en Chile, para hacer de nuestra patria una tierra de Cenáculo.

En el interior del Santuario Cenáculo de Fundación

Querida Madre y Reina Tres veces Admirable de Schoenstatt, Reina de Chile y del Universo, Reina de la Luz Divina, Reina del Cenáculo de Fundación, espiritualmente unidos con todos nuestros hermanos en la Alianza de Amor, nos dirigimos a ti desde este lugar, donde aún laten los corazones de quienes se hicieron semilla, y donde en cada hora de Alianza de Amor contigo, la voz del Padre te repite:

Nada sin Ti, Nada sin nosotros

Hoy, nosotros... filialmente te decimos:

Implora para nosotros hoy las gracias de tu Alianza de Amor y envíanos en la fuerza del Espíritu Santo desde este tu Santuario Cenáculo de Fundación.
Unidos en tu corazón de Madre, Educadora y Reina Victoriosa con toda nuestra Familia de Schoenstatt en Chile, nos consagramos nuevamente…

Oh, Señora mía…

Imploremos la bendición de nuestro Padre y fundador, e imploremos la bendición de Dios.

Nos dirigimos ahora hacia el Cerro Florida en Valparaíso para visitar la Capilla de la Fundación Mena, antiguo Hospital Mena.

 

SANTUARIO CENÁCULO DE FUNDACIÓN